IowaIowa

¿Cuáles responsabilidades tiene un arrendador a satisfacer las necesidades de un inquilino con una discapacidad?

Lea esto en:
English

Information

Puede ser difícil encontrar una unidad de alquiler asequible. No hay suficientes viviendas destinadas a satisfacer las necesidades de un ingreso bajo o moderado. Las personas con discapacidades podrían tener aún menos opciones de viviendas. Algunas unidades de alquiler podrían ser adecuadas con pocos cambios. Es posible que las reglas y políticas del arrendador necesiten cambiar antes de que el inquilino pueda vivir ahí. ¿Cuáles son los derechos del inquilino en tales casos?

Tanto la ley Federal como la ley de Iowa tratan con el problema de "vivienda justa". Los arrendadores no pueden discriminar a los inquilinos con base en raza, color, credo, nacionalidad de origen, religión, sexo, discapacidad ni estatus familiar. Estas leyes protegen a los inquilinos con discapacidades de la discriminación directa. Igualmente dicen que los arrendadores deben permitir a los inquilinos con una discapacidad realizar los cambios necesarios para adecuar la unidad para que sea más utilizable. Estas leyes también requieren que los arrendadores realicen los ajustes adecuados de las reglas, políticas, prácticas y servicios para permitir que un inquilino utilice y disfrute de una unidad de alquiler. La ley federal, Ley de la Vivienda Justa ("FHA", la sigla en inglés -Fair Housing Act-), se encuentra en el volumen 42 del Código de los Estados Unidos, comenzando en la Sección 3600. Generalmente se escribe 42 U.S.C. §3600. La ley de Iowa se encuentra en el Código de Iowa, capitulo 216.

¿Se puede modificar una unidad de alquiler para satisfacer las necesidades de un inquilino con una discapacidad?


Los arrendadores deben permitir las modificaciones de una unidad, pero no tienen que pagarlas

El arrendador debe permitir que el inquilino haga los cambios "necesarios para proporcionarle la posibilidad de disfrutar del local…" Unos ejemplos de regulaciones incluyen la instalación de pasamanos en los baños, y hacer el marco de la puerta suficiente grande para permitir que una silla de ruedas pase a través de la puerta. Los inquilinos necesitarían llegar a un acuerdo con el arrendador acerca de que trabajo necesita ser realizado y por quien. Un arrendador no puede rehusar a permitir una modificación que permita al inquilino el uso completo de la unidad de renta. El arrendador puede asegurarse que el inquilino consiga un permiso de construcción y que el trabajo sea realizado de la manera adecuada. Igualmente el arrendador puede cobrar un depósito extra para pagar por la restauración de la unidad a la condición original, en caso de ser necesario.

Es importante notar que los edificios modernos ya deberían cumplir con los requerimientos necesarios Si un edificio fue:

  1. construido para ser ocupada después del 13 de marzo del 1991 y
  2. el edificio tiene cuatro o más unidades, y
  3. Si las unidades se encuentran en la planta baja, o en un edificio con elevador, las unidades no deberían requerir muchas adecuaciones.

Si la vivienda nueva cumple los tres requisitos anteriores, ya debe tener siete elementos:

  1. una entrada al edificio que tiene un ancho suficiente grande para una silla de ruedas y una ruta sin escaleras
  2. las áreas comunes y públicos tiene que ser accesibles
  3. puertas que permiten el paso de una silla de ruedas
  4. una ruta accesible a través de la unidad
  5. interruptores de luces, termostato y otros controles de ambiente en lugares accesibles
  6. refuerzos en las paredes de baños para la instalación posterior de pasamanos
  7. espacio en los baños y cocinas que permite el maniobrar de una silla de ruedas.

No todos los departamentos construidos desde 1991 cuentan con estos elementos. En caso de que la unidad no cuente con estos requerimientos, se puede hacer una queja con la Comisión de Derechos Civiles de Iowa o al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano o demandar a los constructores del complejo habitacional.

¿Cómo las áreas comunes pueden hacerse accesibles?


Para nuevos edificios multifamiliares (construidos para estar ocupados después del 13 de marzo del 1991) las áreas comunes ya deben ser accesibles. Para unidades más antiguas, es probable que no haya forma de forzar al arrendatario que haga cambios estructurales a las instalaciones bajo su costo mediante la "Ley de Vivienda Justa". Sin embargo, el arrendatario puede realizar modificaciones razonables a las "áreas comunes" y las áreas públicas bajo el costo del inquilino. En este caso, el inquilino no tendrá que realizar cambios para dejar las instalaciones en su estado original ni pagar un depósito extra cuando se tenga que mudar fuera de la unidad habitacional.

Aun si un inquilino no puede pagar o hacer las modificaciones necesarias a un área común, algunas veces se puede encontrar otra forma de proveer acceso. Por ejemplo, si la lavandería no es accesible, posiblemente un familiar o un amigo puede ayudar lavar la ropa. Si el arrendatario tiene la regla de que sólo los inquilinos pueden usar la lavandería, el inquilino puede solicitar una excepción bajo un requerimiento de "adecuación razonable" como se explica en seguida.

¿Cuáles cambios son posibles en las reglas, políticas, prácticas y servicios?

La Ley de Vivienda Justa requiere que el arrendatario haga las "adecuaciones razonables en reglas, políticas, prácticas y servicios cuando sea necesario con el propósito de permitir a tal persona la oportunidad igual de disfrutar de la vivienda". El arrendatario no tiene que hacer cambios demasiados costosos ni gravosos. Si una modificación razonable es requerida, será bajo el cargo del arrendador y no del inquilino.

Las leyes federales proveen dos ejemplos de reglas y políticas concernientes a ajustes razonables. El primero es un edificio donde las mascotas están prohibidas según la política. Si una persona con necesidad de un perro lazarillo quiere vivir ahí, se debe permitir una excepción. El segundo ejemplo es un complejo habitacional grande que provee estacionamiento para inquilinos. Se deben reservar cajones de estacionamiento cercanos a la entrada para inquilinos con una discapacidad grave de movilidad.

El inquilino necesitará demostrar que el ajuste es necesario para permitir quedisfrute de la unidad de renta. Si el cambio solicitado es sólo una preferencia del inquilino, es probable que no sea suficiente para forzar al arrendador que cambie una regla, política, práctica o servicio. El inquilino necesitará demostrar que sin el ajuste solicitado, algún daño o impedimento se presentará como consecuencia de una discapacidad. El inquilino podría necesitar el apoyo de un doctor o algún otro experto para solicitar la adecuación necesaria.

El ejemplo en las regulaciones del perro lazarillo parece suficiente claro. El derecho del inquilino a tener animales de servicio o de apoyo emocional ha sido cuestionado. En los casos donde la corte ha fallado en favor de la solicitud del inquilino de tener animales de este tipo, el inquilino fue capaz de explicar los beneficios de dicho animal no sólo como mascota. En un caso, le fue permitido al inquilino tener un perro para suplir su discapacidad auditiva, el cual le alertaba al hijo del inquilino cuando alguien tocaba la puerta, del ruido de detector de humo, cuando el teléfono sonaba y autos pasaban por la entrada de vehículos. El perro de para sordos fue mas útil que las luces de emergencia que el arrendador instaló en dos áreas del departamento, ya que el niño algunas veces no se despertaba si la luz de emergencia se activaba, y el perro podía alertar al niño en cualquier parte del edificio o local. Ya que el arrendador estuvo de acuerdo que el perro no cambió fundamentalmente la vivienda ni impuso una carga indebida, el arrendatario fue permitido tener un perro para sordos.

¿Que puede hacer un inquilino si el arrendador no sigue la ley?

Un inquilino puede presentar una queja con la Comisión de Derechos Civiles de Iowa (ICRC) dentro de un periodo de 300 días a partir de cuando la discriminación sucedió. Para hacerlo usted puede:

Escribir una carta al ICRC a la siguiente dirección:
Iowa Civil Rights Commission
Grimes State Office Building
400 E. 14th Street
Des Moines, IA 50319-1004

Además, un inquilino puede presentar una queja con el Departamento de Vivienda y Urbanización de los Estados Unidos (HUD). El límite de tiempo para presentar una queja es dentro de un año a partir de cuando la discriminación sucedió. Para hacerlo usted puede:

Escribir una carta a HUD a la siguiente dirección:
U.S. Department of Housing and Urban Development
Region VII Office of Fair Housing
Gateway Tower II
400 State Avenue
Kansas City, Kansas 66101-2406.

Un inquilino puede presentar una demanda sin contactar con el ICRC o HUD primero. Se debe presentar una demanda dentro de dos años a partir de cuando la discriminación sucedió.


Normalmente es una buena idea contactar con un abogado antes de decidir cual es el mejor curso de acción. Es posible que las personas con recursos limitados puedan obtener ayuda legal por parte de Iowa Legal Aid. Llame al número de teléfono 1-800-532-1275.

Última revisión y actualización: Jul 10, 2009
LiveHelp

Contacting the LiveHelp service...